Mátame o acércate hasta oírme respirar.

Y entonces te das cuenta de que ya no hay vuelta atrás, estas metida en tu propia trampa y no puedes salir de ella. Que aquí quien maneja es el corazón, por mucho que la cabeza intente mantener el cargo de todo. Que no puedes dar un paso atrás porque es casi tan arriesgado como seguir avanzando. O peor aún, quedarte parada sin hacer nada. 

Estoy hablando de un amor complicado por llamarlo así, tal vez alguno de vosotros haya pasado por esto o quizás sea yo la única rara.

Hace poco vi una película en la que me vi reflejada a la perfección. Trataba de un chico y una chica que ya se conocían de vista, pero por casualidades de la vida un día comienzan a ser amigos, con el paso del tiempo llegan a ser mejores amigos, hasta llegar a tal punto en el cual se terminan enamorando, pero ninguno de los dos se atreve a decirle nada al otro por miedo a que su amistad acabe. Hasta que un día se besaron y al final terminan siendo novios, todo muy bonito y bla, bla, bla.

tumblr_myt32ubTwZ1qktv2jo1_500

Pues así es mi vida en estos momentos, se puede decir oficialmente que estoy enamorada de mi mejor amigo y él también de mí. Sí, lo sé, es una locura pero esto no acaba todavía. La cosa es que las otras noches, en una fiesta nos quedamos solos en una terraza y nos confesamos lo que sentíamos y que él al igual que yo, también tiene miedo a que nuestra amistad termine por una simple atracción. Entonces después de hablarlo un rato le pregunté que qué pasaría si nos besáramos, ¿seguiría todo igual? Y lo que me contestó fue que si no lo intentábamos nunca lo sabríamos, que podríamos quedarnos con las ganas o lo que es peor, arrepentirnos por no haberlo intentado. Entonces me besó y me susurró al oído un “Te quiero”. Fue el te quiero más sincero que me habían dicho. Necesitaba escucharlo y él necesitaba decírmelo. Se me paró el corazón y me dibujo una sonrisa. En ese momento comprendí que todas las noches dándole vueltas a la cabeza, pensando y pensando en qué pasaría si nos besáramos algún día por fin habían acabado. Comprendí el te quiero. Comprendí que si no haces lo que deseas en ese momento, te arrepentirás toda una vida. Comprendí que él era el único al que de verdad quería. Comprendí que nada es imposible y sobre todo, comprendí que el destino quería que ocurriera y no éramos nadie para impedirlo. 

tumblr_lrtvo5MqYE1r363pgo1_500

Habíamos soñado con ese momento millones de noches y otras mil preguntándonos qué pensaría el otro. Me sentí la chica más feliz del mundo y entendí de verdad el significado de un amor con el que llevas soñando desde hace unos años. Pero todavía pienso y mi cabeza comienza a recordar todos los momentos junto a él. Y es que, no somos una pareja, ni tampoco un lío, tan solo somos mejores amigos o tal vez, mejores amigos y un poquito más. No sé, no sé qué somos en estos momentos y creo que tampoco quiero saberlo. Tan solo quiero disfrutar de su amistad y si vuelve a ocurrir y nuestros labios se vuelven a encontrar poder disfrutarlo, poder ser dos en uno, poder ser feliz, poder ser yo misma, sabiendo que me quiere tal y como soy y poder devolverle ese “te quiero” que esa noche me regaló.

1379931568481217

 

Huele a verano.

Screenshot_2016-07-03-14-38-48-1

Te das cuenta de que ya ha llegado, está por fin presente y al saberlo te sientes libre, con ganas de salir y comerte el mundo. Sabes que ha llegado porque simplemente se huele a él. Se huele a VERANO. Puedes saborear el sol y el mar. Puedes oler las calles que contienen la sal del mar. Que mires tu reloj y veas pasar el tiempo pero con la gente que de verdad te gusta estar. Recorrer las calles sin rumbo, de tostarte al sol, de quedar con tus amigos con unas cervezas en la mano. 

 Screenshot_2016-07-03-14-27-09-1

De oír las voces en la plaza y escuchar carcajadas y gente feliz. De caminar libre con un vestido al viento o con un pantalón corto.De quedarte hasta las tantas en la calle hablando con tus amigos y recordando momentos, de jugar en la plaza, en el parque, en la piscina y en la playa, de juegos callejeros, de jugar a las cartas, de juegos de mesas, de simplemente aprovechar cada momento.

 Screenshot_2016-07-03-14-28-04-1

Que al levantarte el sol atraviese tu ventana y te despiertes con alguna idea de lo que harás hoy. De conocer gente nueva, gente que llega a veranear, de encuentros y reencuentros imprevistos. De tardes de helado y noches de fiestas y poco sueño.

Screenshot_2016-07-03-14-33-12-1

De días de playa en los que tomas el sol y cuando no aguantes más la calor tengas que darte un buen baño, de hacer una merienda entre las rocas, de jugar a las palas y con un balón, de tirarte en la arena, de enterrarte en ella, de dar un paseo por la orilla, de tirarte al agua desde las rocas, de montarte en un barco y navegar por el mar.

 Screenshot_2016-07-03-14-33-36-1

De quedar con tus amigos simplemente para hacer el tonto, para reír juntos, para recordar las vivencias del invierno y compartir sonrisas. Para pasar un rato bueno, sin preocupaciones y si las hay, sabes que puedes contar con ellos. De vivir momentos y comentarlos cuando haya acabado este maravilloso verano.

Screenshot_2016-07-03-14-27-55-1

De líos, de desamores, de amores de verano que vienen y se van. Que nos dejan cuerda y parece que el verano acaba más rápido de lo que imaginabas y toca despedirte de él o de ella y sabiendo que este será el único verano a su lado porque los amores de verano son eso, solo en verano y normalmente solo ese verano.

04571e1cfaba340f2d8e3a88200af9c1

 

Y es que lo que sucede en un verano no se suele repetir al siguiente verano. Cada verano tiene su propia historia, así que:  ¡QUE EMPIECE NUESTRA HISTORIA PORQUE YA HUELE A VERANO!

Screenshot_2016-07-03-14-25-48-1

 

 

¡He vuelto!

1948d919fec10b8c8fce4e99c47d9093

Deciros que últimamente no he podido estar por aquí el tiempo que me hubiese gustado, he tenido problemas y he estado ocupada pero al fin estoy de vuelta. Tenía muchas ganas de volver a compartir con vosotros y que vosotros lo hagáis conmigo. También deciros que no cerraré en verano, estaré aquí y con muchísimas ganas. Creo que estoy en deuda con vosotros y en mi último post dije que me iba de camping para despejarme y tal, pues bien, aprovecho para contaros.

El camping fue lo mejor que he podido hacer, me despejé de todo, apagué el móvil y no lo volví a coger hasta que me fui de allí. Al llegar, montamos nuestras tiendas de campaña y fuimos a una playa que había cerca de allí, por la noche hicimos juegos nocturnos y bueno, a la hora de dormir se suponía que mis amigas y yo íbamos a dormir cada una con quien teníamos planeado, pero no fue así, cada una se durmió en la primera tienda de campaña que vio, yo por ejemplo dormí junto a mi mejor amigo. Por la mañana salimos y vimos el amanecer y para hacer un poco la gracia fuimos por las tiendas de campaña a despertar a la gente con música muy alta, pasamos el día jugando a juegos que tenían allí una organización para actividades de campings y estuvimos hablando sobre nosotros. Al día siguiente fuimos a hacer senderismo y volvimos temprano para recoger todo y volver a casa. Fue maravilloso, espero volver el año que viene y si es posible con las mismas personas. Cuando llegué a casa encendí el móvil y de repente todo cambió. El chico al que estaba conociendo dejó de hablarme sin ninguna explicación y el otro chico al que aun sentía algo por él y el que me habló para decirme que tenia que hablar conmigo cuando nos veamos, me habló, sí, me volvió a hablar para decirme que este sería su último verano aquí en el sur, que se iba a Madrid a continuar allí su carrera y que me hablaba para acabar bien las cosas, sin rencores y con buen sabor de boca. Como veis todo cambió ese día y si os digo la verdad me alegró que comience una nueva experiencia en Madrid aunque en parte también me da tristeza el no saber que estará aquí. Y sobre el otro chico, ni si quiera se merece que le hable para exigirle alguna explicación. Si él no tiene interés, ¿por qué iba a tenerlo yo? La verdad es que ahora me siento libre y con muchísimas ganas de disfrutar de este verano.