Te recuerdo sin recordarte.

Y ahora es cuando me hago la dura, cuando me hago pensar y convencerme a mí misma que no pasa nada, que todo va bien, que puedo con todo y aunque estoy convencida de ello, hay algo en mí que no he acabado de convencer. Hay algo que me impide estar bien del todo, de estar tranquila, pero sin embargo solo le doy importancia a ratos. Es raro, pero la verdad es que prefiero no recordarte demasiado, porque si me paro a pensar en cada lunar de tu cuerpo creo que el rímel me saldría caro, por las lágrimas que caerían de mis ojos, la botella de tequila se consumiría esta noche y mi cuerpo mañana no aguantaría este bajón, ni la resaca que tendría. 

IMG_20151229_235031_116

Por eso me lo guardo todo, no quiero volver a caer, de verdad que no quiero. Y por más que beba, por más que salga, por más que me entretenga no consigo olvidarte y tantas lágrimas y tanta tristeza por ti me mata, me mata poco a poco y no quiero. Llámame loca, pero lo prefiero así, no recordarte, ni a ti, ni nada de todo lo nuestro. O aún mejor, estoy intentando recordarte sin que me duelas, porque olvidarte sería una cobardía por mi parte y además no creo que pueda olvidar nada de lo nuestro, porque entonces si que estaría loca y no tendría ni el más mínimo corazón.

IMG_20151229_235046_208

No sabes las ganas que tengo de volverte a ver, de ser lo que éramos, de ser un “nosotros” y no un “tú       y       yo”. Me cuesta tanto todo que no puedo, lo asumo y no lo asumo, dios, que locura. Me gustaría saber en qué piensas, si me deseas al igual que yo te deseo, si te gustaría que fuese como antes, pero no lo sé y daría lo que fuera por saberlo.

IMG_20151213_232643_627

¿Qué serán de las historias que se quedaron en ganas? Me gustaría que me contestases a esa pregunta, porque yo no encuentro la respuesta. Y ahora mismo miro las cenizas confundiendo si eran restos del cigarro o restos de lo nuestro. Pero no quiero que esto acabe, aunque ya poco puedo hacer, ahora todo está en tus manos y espero que lo que decidas sea por una buena razón y no por lo primero que se te cruce por la cabeza.

IMG_20151229_235219_002

Anuncios

Déjame dormir, aún que sea sin ti.

Esta noche no puedo dormir. Bueno, esta noche no me dejas dormir. Sí, así esta mejor, tiene más sentido.

Y es que esta noche no me dejas dormir, te has metido en mi mente y no tienes ninguna prisa por salir. Te crees el dueño de mis pensamientos, te crees que mandas en ellos, que solo pienso en ti y la verdad es que tienes toda la razón.

IMG_20151228_123406_654

No puedo dormir porque hoy no hemos hablado como solíamos hacer, no me has preguntado qué tal me ha ido el día, ni tampoco sé como te ha ido a ti. No sé si te ha pasado algo gracioso, algo que te haya llamado la atención o algo que te haya gustado. Y la verdad es que estaba esperando alguna excusa, alguna tontería, por la cuál me hables. Pero no. Hoy no. Me ha faltado tus buenas noches, esos que me hacían sentir que debía estar tranquila, que si tenía algún miedo, se desvanecía al instante. Y esta noche me he desvelado cada dos horas. Me despertaba con la sensación de echar de menos, de tenerlo y sin darme cuenta me lo quitaban. Me falta algo, me faltabas tú.  Y sobre todo, de saber que cuando salga el sol, no ibas a estar para darme los buenos días. Son pequellas cosas de ti que ya no estaban, que se fueron contigo.

 

IMG_20151228_123423_803

 

 

No sé, te desearía suerte o quizás no la necesites y la necesite yo, más que tú. Pero lo que sí tengo claro es que si algún día piensas en mí y sonríes, entonces no me busques porque quiero que me recuerdes como un recuerdo bonito, no vaya a ser que vuelvas y yo ya me haya olvidado de ti, pero si piensas en mí y sientes dolor, entonces no dudes en buscarme, porque eso significa que aún sientes, incluso más de lo que creías. Pero si me piensas y estas confuso, si sientes dolor y alegría a la vez y creas que eres bipolar, deja de pensar tanto y buscame, encuentrame, quiereme, no vaya a ser que me pierdas solo por el orgullo y eso querido amigo, eso sí que es un verdadero fracaso.

IMG_20151228_123444_427

Quédate o vete, pero conmigo.

Que difícil se me hace todo al ver que ya no estás, que te has ido y no sé si tienes pensado volver.

Que eran tus manos las que se entrecruzaban con las mías, que eran tus labios los que buscaban los míos, que eran tus ojos donde yo solo me hallaba, que eran tus dedos los únicos que se perdían en mi piel, que era tu olor el que se quedaba conmigo y eras tú, solo tú el único que se ha fijado en pequeños detalles de mí que ni yo misma conocía.

IMG_20151213_232712_225

 

Y es hoy cuando por fin después de tantos días llorando, derramando en cada gota cada momento y sentimiento junto a ti, he podido lavar aquel jersey que apenas tenía olor propio solo se podía oler tu esencia después de tantos abrazos, besos, caricias y palabras en mitad de la noche. Nunca he tenido el valor de hacerlo, porque era parte de nosotros, bueno, parte de ti y es que cada vez que te necesitaba me lo ponía y así poder sentir que estabas a mi lado de alguna forma.

Hace tan solo unos meses quería sentir dolor, necesitaba sentirme viva, ser la protagonista de mi vida. Lo veía todo tan bonito y a la vez tan aburrido, sin preocupaciones, sin malos tragos

IMG_20151213_232814_360

Pero ahora es cuando me doy cuenta de que no quiero sentir ese dolor que tanto anhelaba. Le tengo miedo. No aguanto estar mal y menos por amor. Le tengo miedo a él. A su sonrisa, a sus manos, a sus ojos y a su mente, a su cama, a sus labios, a su cuerpo y a su ser. Le tengo miedo a nuestras conversaciones inacabables, en las que nunca llegábamos a despedirnos, en las que siempre seguían sea a la hora que sea, a las tres de la madrugada o al día siguiente a la hora de merendar. Las temo por ser conversaciones a medias, como aquellas tazas de café, como aquel tequila que cogimos para olvidarnos y lo único que hizo fue volver a pensarnos o como aquella noche en la que nos quedamos a medias, sin encontrarnos del todo.

IMG_20151210_175348_481

Déjalo ir y lo que ha de ser, será.

Escribo simplemente para expresar mis sentimientos, esos que tienes en tu interior y quieren salir, pero no pueden porque las palabras se agarran a la garganta, porque sabes que no te escucharía nadie y menos la persona que tiene que hacerlo, por ello, permaneces en silencio y decides escribirlo.

Si tragas todo lo que sientes, al final te ahogas. 

Por todas esas veces que necesites decirte algo a ti misma y a ese alguien en especial para ti. No pretendes guardarle rencor, las cosas sucedieron porque tuvieron que suceder. Que no se trata de cambiar nada, aunque quisiera, pero de nada serviría poder hacerlo.

Cuando algo se acaba, lo pasas mal y aunque consigas superarlo, siempre estará ese dolor. Es cierto que ha llovido mucho, que solo han caído lágrimas y por mucho que me proponga olvidarte, no lo consigo. Pensé que el final no llegaría, pero todo acaba. Que muchas veces nos aferramos demasiado a algo, y yo me aferré a ti. Pero aquí el problema es que estamos obsesionadas con que todos los hombres son iguales y no es así, la cosa es que somos nosotras las que elegimos a los mismos gilipollas. 

Que no sirve de nada alargar lo inevitable. Las cosas se pueden hacer mejor, aunque no es tan fácil. Todo esto se desencadena al azar y con la buena y mala suerte. Y si te soy sincera, no sé que puede pasar, estoy confusa porque las cosas se volvieron difíciles hace tiempo. Déjalo ir y lo que ha de ser será. No sé, pero te molesta que las cosas no salgan como quieres y que esa frase de “lo siento, no eres tú, soy yo” está cobrando más sentido de lo que creía.